En Vivo
 
 
Escuche en vivo

General

Por qué Chile facilita la llegada de inmigrantes de Venezuela y pone dificultades a los de Haití

Por qué Chile facilita la llegada de inmigrantes de Venezuela y pone dificultades a los de Haití

“Chile no está acostumbrado a los inmigrantes negros. Las personas se preguntan por qué tantos haitianos, creen que vamos a cambiar el país. Y nadie se pregunta si ese cambio podría ser para bien”. Eso opina Wadner Maignan, un hatiano que llegó a Chile en un intercambio universitario y en la actualidad trabaja como mediador intercultural en el Servicio Jesuita de Migrantes, una fundación que acoge a inmigrantes provenientes de su país. Maignan denuncia que la discriminación ha ido en aumento a medida que ha ido creciendo la inmigración afrocaribeña. La misma discriminación que expertos y representantes de la comunidad haitiana achacan al nuevo proyecto de ley de migración anunciada por el presidente, Sebastián Piñera, junto a otras medidas administrativas. Con sólo siete días de anticipación, el presidente chileno dijo que a partir del 16 de abril, quienes provengan de Haití deberán tramitar en el consulado chileno en su país una visa turista que durará 30 días, “sin propósito de inmigración, residencia o desarrollo de actividades remuneradas”. Quienes desde el país caribeño deseen trabajar o buscar ayuda humanitaria,deberán optar a una visa especial. La medida contrasta con los anuncios en torno a Venezuela, donde en cambio se podrá tramitar una visa especial “de responsabilidad democrática” que se podrá extender hasta un año prorrogable a dos. En un Facebook Live de poco más de 13 minutos, el presidente Sebastián Piñera explicó un día después del anuncio el espíritu de las medidas. “No podemos permitir que sigan ingresando a Chile, en cantidades de cientos de miles, personas que empiezan no respetando nuestra Ley de Migraciones, porque vienen pretendiendo ser turistas y no son turistas, y muchas veces son abusados y explotados por verdaderas mafias de tratas de personas”, dijo el mandatario. Hasta ahora, la ley permite el ingreso de personas desde Haití con una visa de turista a partir de la cual los recién llegados pueden optar a una visa de residencia temporal, de trabajo o estudiantes. La migración reciente a Chile proveniente de Haití y Venezuela ha crecido de forma importante en los últimos años. Según las cifras oficiales más recientes, los migrantes que entraron al país sudamericano como turistas y luego solicitaron otro tipo de visa creció en 26.858 personas entre los haitianos (de 8.419 a 35.277) y en 21.250 personas entre los venezolanos (de 9.501 a 30.751) entre los años 2015 y 2016. Los números son muy similares y superan el crecimiento en este ítem de los dos principales grupos de inmigrantes en el país: los provenientes de Perú, cuyas solicitudes bajaron de 29.980 a 28.558, y los de Colombia, que aumentaron de 20.145 a 28.361 en el mismo período. Sobre Venezuela, Piñera anunció que la “visa de responsabilidad democrática” toma en consideración “la grave crisis democrática que atraviesa Venezuela, país que acogió a muchos chilenos que buscaban refugio en sus fronteras”. CIUDADANOS VENEZOLANOS TAMBIÉN TRATAN DE MIGRAR A OTROS PAÍSES COMO COLOMBIA O BRASIL, EN LA IMAGEN. AFP Tras el golpe militar de Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973, se calcula que 200.000 personas dejaron Chile en busca de otros países. La cantidad de chilenos en Venezuela creció de 3.000 en 1971 a 24.000 en 1980. La escritora Isabel Allende, el exrector de la Universidad Católica de Chile, Fernando Castillo Velasco, o el exministro y político Sergio Bitar se cuentan entre quienes fueron acogidos en el país. Aunque muchos de esos chilenos representan ideas distintas a las de la coalición de centro derecha que hoy sostiene a Piñera, el mandatario valoró el gesto histórico de Venezuela a la hora de anunciar las visas. PARTE DE LA COMUNIDAD HAITIANA EN CHILE APOYÓ A PIÑERA DURANTE LA CAMPAÑA ELECTORAL DE LAS PRESIDENCIALES CELEBRADAS EL AÑO PASADO. GETTY IMAGES El mandatario ha sido además uno de los líderes regionales que más acercamientos ha tenido con la oposición venezolana. En 2015, intentó visitar al disidente Leopoldo López y, recién asumido su cargo, reiteró su compromiso ante “el sufrimiento y dolor del pueblo venezolano”. ¿Y Haití? Según la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), la cifra de inmigrantes haitianos experimentó un aumento explosivo durante el año 2017, llegando a 100.000. Buena parte de los inmigrantes llegó al país a través de la línea aérea LAW que cubría la ruta directa entre Puerto Príncipe y Santiago desde fines de 2016. Pese a que los pasajeros pagaban pasaje de ida y vuelta, las cifras de personas en el embarque para el retorno eran inferiores a las de llegada. “Mi experiencia como inmigrante: en Chile están mis raíces, pero mi corazón pertenece a Montreal” “Haitijuana”, el inesperado paraje que florece entre México y EE.UU. donde miles de haitianos buscan comenzar una nueva vida Durante la primera semana de marzo, la PDI negó el ingreso a Chile a 62 haitianos. Ante un requerimiento a la justicia, la Corte Suprema chilena falló a favor de los migrantes, argumentando que se les había pedido antecedentes contradictorios con la calidad de turista que invocaban al llegar al país. Ante la nueva ley, expertos en migración han criticado que Chile dé este trato “especial” a Haití y advierten que sólo aumentará la migración ilegal. El gobierno responde que lo que se busca es “ordenar la casa” y que, según sus cifras, el 98% de los haitianos que entran a Chile como turista se queda en el país solicitando una visa temporal. SEGÚN LA PDI, LA CIFRA DE INMIGRANTES HAITIANOS LLEGADOS A CHILE SUPERO LOS 100.000 EN 2017. AFP “Chile tenía costumbre de recibir inmigrantes que venían de Europa, a hacer negocios. Luego llegaron más personas latinoamericanas y del Caribe. Hay un flujo migratorio haitiano y es negro. Y hace tiempo que el tema del color es una cuestión global, y hay mucho racismo”, concluye Wadner Maigman. Mientras, decenas de inmigrantes se han agolpado en las puertas de la policía chilena para aprovechar otro de los elementos anunciados por Piñera: un decreto por el que los extranjeros que hayan ingresado hasta el 8 de abril por pasos no autorizados y no tengan antecedentes penales, podrán regularizar sus papeles en un plazo de 90 días. BBCMUNDO
Gobierno cifra en más de un millón el número de inmigrantes que están en Chile

Gobierno cifra en más de un millón el número de inmigrantes que están en Chile

El Ejecutivo se presentó este martes en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados para dar a conocer los principales aspectos que tendrá el proyecto de ley de migración que ingresará al Congreso durante los próximos días. En la instancia estuvieron presentes el ministro del Interior, Andrés Chadwick; el subsecretario, Rodrigo Ubilla, y el jefe del Departamento de Extranjería y Migración (DEM), Álvaro Bellolio. Durante la instancia, las autoridades aseguraron que a junio de 2017 en Chile habitaban 961 mil inmigrantes, de los cuales, indicaron, entre 250 mil y 300 mil permanecerían de forma irregular. De acuerdo al Ejecutivo, esto representaría el 5,5% de la población que habita el territorio nacional. Acto seguido, el subsecretario Ubilla indicó a la comisión que “asumimos que esta cifra en la actualidad superó el millón de personas”. La estimación se obtuvo gracias a las cifras de la PDI, que calcula ingresos y salidas de foráneos, complementadas con las cifras manejadas por el Departamento de Extranjería y Migración. “Son estimaciones que se hacen en virtud de los informes de la policía y el DEM. El aumento ha sido muy considerable en los últimos años”, indicó el ministro Chadwick. El último número oficial sobre cantidad de migrantes fue entregado en marzo de 2017 por el otrora jefe del DEM Rodrigo Sandoval, quien calculaba este número en cerca de 600 mil personas. Pero más allá de las estimaciones, el subsecretario Ubilla aseguró que a mediados de este año, y una vez se conozcan los resultados finales del Censo 2017, se tendrán números más precisos y actualizados sobre el fenómeno migratorio que vive Chile. Para Eduardo Cardoza, secretario ejecutivo del Movimiento de Acción Migrante, la cifra “es posible, dado que está creciendo la migración, pero no tenemos los datos para saber si es así o no, si él (Ubilla) lo dice, supongo que debe ser cierto”. En tanto, Rodrigo Sandoval manifestó que “con el sistema actual no existe la posibilidad de descartar o afirmar una cifra, dado que los sistemas de registro no conversan entre sí (entradas y salidas de la PDI, como la base de datos de migración) y así no se puede definir el saldo migratorio. Sin embargo, no es descartable esa cantidad (más del millón)”. Según las estadísticas que fueron entregadas por el Ejecutivo, entre 2014 y 2017 el número de inmigrantes se incrementó en un 232%, pasando de 416.082 a los 966.363 comunicados este martes . Por nacionalidad, la que tuvo el mayor aumento fue la haitiana, que pasó de 1.649 a 73.098 en este periodo. Esto significa un alza del 4.433%. La mayor colonia continúa siendo la peruana, que en 2017 alcanzaba los 249.389 inmigrantes. Nueva ley de migración Durante su presentación, el gobierno confirmó el ingreso de una indicación sustitutiva al proyecto de ley presentado por el Presidente Piñera durante 2013. Asimismo, indicaron que el texto considerará algunos de los aspectos que estaban incluidos en la iniciativa que la ex Presidenta Bachelet presentó en 2017. Entre estos, se encuentran la no criminalización del inmigrante, la instauración del debido proceso en materia sancionatoria y el respeto y promoción de los derechos humanos del migrante. “La indicación recoge materias que son propias del proyecto del Presidente Piñera, que ha sido la base de este nuevo proyecto, más algunos aspectos que hemos considerado que son válidos del proyecto de la Presidenta Bachelet. Como algunos principios inspiradores, la no criminalización del tema de las migraciones, que nos parece un tema importante de poder incorporar”, explicó Chadwick. De acuerdo a lo expuesto, el gobierno impulsará vía ley que los extranjeros que trabajen de forma dependiente en Chile puedan trabajar sin trámite. Además, se pretende asegurar los derechos laborales de las personas, incluso si se encuentran en situación de irregularidad. En este sentido, la propuesta considera permitir que todo extranjero pueda trabajar en la administración pública “sin excepción”. Consultado sobre la regularización extraordinaria anunciada por un grupo de diputados oficialistas tras una reunión con el subsecretaría Ubilla, Chadwick aseveró que “el Presidente va a explicar lo que el proyecto de ley en términos concretos plantea”. En materia sancionatoria, la iniciativa del Ejecutivo pretende eliminar las sanciones penales por faltas migratorias e incorporará un recurso judicial contra la expulsión, a través de la Corte de Apelaciones. La deportación de menores es otro aspecto que se prohíbe, a la vez que se crea la figura del retorno asistido de niños y adolescentes. La creación de institucionalidad a cargo del tema migratorio es un aspecto que diferencia a la actual indicación de los proyectos de 2013 y 2017. La propuesta busca crear el Servicio Nacional de Migración. Esta nueva institución sería el órgano ejecutor de las decisiones ministeriales, además de estar a cargo de la tramitación de visados y todo tipo de procedimiento administrativo y sanciones. Críticas de la oposición Desde la oposición se cuestionó que el gobierno no diera a conocer el proyecto de migración en su totalidad ni se anunciara una fecha exacta para su ingreso al Congreso. En opinión de la presidenta de la Comisión de Gobierno Interior, diputada Daniella Cicardini (PS), “no se entiende la estrategia del gobierno en materia legislativa. Esta es una iniciativa que tiene urgencia simple, fue un anunciada con bombos y platillos, pero resulta que la simple urgencia se termina el 12 de abril y tendremos que renovarla, en algo que ni siquiera el Ejecutivo tiene claro, dado que no saben cuándo presentarán el proyecto”. La Tercera