Un grupo de expertos de las Naciones Unidas pidió hoy que los Estados promuevan medidas para garantizar los derechos de los niños en el contexto de migración internacional.

"Todos los niños envueltos en la crisis global de migración deben ser tratados como tal, independientemente de su nacionalidad o estado migratorio, o la de sus padres", sostuvieron los expertos en un comunicado.

"Los Estados deben adoptar nuevas leyes y políticas o enmiendas sobre las leyes vigentes, así como implementar medidas prácticas para completar los derechos de los niños en contexto de migración internacional" dijeron los expertos, que pertenecen al Comité de la ONU de derechos de los niños y el Comité de la ONU para la protección de derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familias.

El comunicado se ha emitido tras publicarse dos comentarios generales que ahondan en la protección de los niños migrantes en los países de origen, tránsito, destino.

"Los principios clave de la Convención de los derechos de los niños -que incluyen la no discriminación, el mejor interés de los niños, el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo y el derecho de ser escuchados y participar- deberían ser los principios rectores de cualquier política de migración, sea local, nacional, regional o internacional", manifestaron.

Los expertos independientes recordaron que la Convención de los derechos del niño está ratificada por 196 países, por lo que estos comentarios generales deberían tener una repercusión global.

Los nuevos comentarios generales son una respuesta a las múltiples formas de violación de derechos humanos a las que se enfrentan los niños en el contexto de la migración.

Según los expertos, para algunos niños las dificultades comienzan al cruzar las fronteras o mares agitados, muchas veces a manos de redes de tráfico, mientras que otros "trágicamente nunca alcanzan su destino".

Estos menores también pueden estar expuestos a enfermedades, lesiones, violencia, incluida la sexual, el abuso, el abandono, la explotación e incluso el trabajo forzoso o el tráfico de personas, advirtieron los expertos.

"Estos peligros se multiplican en casos de niños en movimiento, pero sobre todo, en niños desamparados", concluyeron.

El expresidente del Comité de derechos del niño Benyam Dawit Mezmur dijo que "la implementación de estas medidas podría ayudar a erradicar prácticas preocupantes, como la exposición de los niños al tráfico de personas o la violencia en manos de criminales".

Los comentarios también pretenden evitar "la privación de la libertad por su estatus de migrante o la separación de sus familias en aplicación de la ley de migración, así como la exclusión de estos niños de servicios sociales básicos en función de su nacionalidad".

EFE