Panamá asumirá el próximo 30 de noviembre la presidencia temporal de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), desde la que promoverá "una cooperación internacional fortalecida para una migración ordenada, segura y regular", informó hoy la Cancillería panameña.

Panamá recibirá en El Salvador la presidencia pro témpore de la Conferencia Regional sobre Migración, indicó un comunicado oficial, que reveló que como preámbulo el canciller panameño encargado, Luis Miguel Hincapié, se reunió con el director regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para Centro y Norte América y el Caribe, Marcelo Pisani.

Hincapié explicó a Pisani que desde la presidencia pro témpore, Panamá "aspira a conectar a la CRM con los Objetivos de Desarrollo Sostenible", indicó la Cancillería panameña.

Enfatizó que Panamá, "como país de tránsito y destino para flujos de migrantes, desplazados y extraregionales, asumirá la presidencia pro tempore de la CRM con la responsabilidad de contribuir al Pacto Mundial en el que cada Estado miembro se compromete a una cooperación internacional fortalecida para una migración ordenada, segura y regular".

Por su parte, Pisani hizo formal entrega "del borrador final del Plan de Acción de la presidencia pro témpore de la CRM de Panamá, destacando el compromiso de Panamá hacia un Pacto Global, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y reiteró el acompañamiento del Organismo Internacional en el proceso en torno a este fenómeno contemporáneo", indicó el comunicado oficial.

En su página web, la Conferencia Regional sobre Migración (CRM o Proceso Puebla) se define como un foro regional multilateral sobre migraciones internacionales, en el que participan países que comparten, desde distintas perspectivas, una problemática común, con base en experiencias que involucran situaciones de origen, tránsito y destino de las migraciones.

Precisa que en la actualidad los países miembros de la CRM son Belice, Canadá, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, mientras que Argentina, Colombia, Ecuador, Jamaica y Perú tienen el estatus de observadores.

EFE