En Vivo
 
 
Escuche en vivo

Iglesia

Movimientos Populares y Pastorales Sociales enviaron carta a gobernantes y al pueblo de Dios

Movimientos Populares y Pastorales Sociales enviaron carta a gobernantes y al pueblo de Dios

El escándalo de la desigualdad y la fuerza de la esperanza, es el título de la carta a los gobernantes de los países de América Latina y El Caribe, fruto del encuentro continental llamado “Diálogo entre la Iglesia Latinoamericana y los Movimientos Populares” que se llevó a cabo en Perú  en el mes de setiembre, y que tuvo como tema central las tres T: tierra, techo y trabajo. El objetivo principal de este encuentro fue el de establecer líneas de acción conjunta en favor de la vida y el desarrollo de los pueblos del América Latina y El Caribe, y de promover “espacios fraternos y plurales” entre Obispos, las Pastorales Sociales CÁRITAS de América Latina y el Caribe, los Movimientos Sociales, y el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En este camino de diálogo han sido tres los encuentros mundiales que se han realizado hasta el momento, el último en Roma en 2016, en los que los diversos actores han compartido “los dolores, las luchas y las esperanzas de quienes no tienen acceso a la tierra, el techo y el trabajo en cantidad y calidad suficiente”. De este trayecto y del último encuentro en Perú, surge la Carta a los gobernantes de los países de Latinoamérica y El Caribe, del título “el escándalo de la desigualdad  y la fuerza de la esperanza”; desigualdad, que tal como se lee en el documento, se expresa no sólo en la injusta distribución de la riqueza o la exclusión de la tierra, el techo y el trabajo, sino en la falta de visibilidad de las demandas populares en una agenda pública que se encuentra “cada vez más dominada por los intereses de los ricos y poderosos”. Fruto también de estos encuentros es la Carta dirigida a los pueblos de Latinoamérica y El Caribe, en el que se hace referencia a la realidad de los pueblos que padecen “el dominio de un sistema que niega la vida, que lucra a partir de la muerte y la destrucción”, con un capitalismo salvaje, que sacrifica a los pueblos día tras día, y mata, y que se refleja también en el sufrimiento de la Madre tierra al ser “saqueada, envenenada, destruida por la acción colonialista y por el dinero, que atenta en su contra sistemáticamente para enriquecerse". En la carta a los gobernantes de América Latina y El Caribe se les pide la “urgente adopción de mecanismos participativos adecuados a la realidad nacional”, que permitan avanzar en políticas públicas vinculadas al acceso al agua, al salario social, a la vivienda familiar, la movilidad humana, los derechos humanos, y a la defensa de la Madre Tierra, mientras que a los pueblos de América Latina se realiza un llamado a luchar unidos por las tres T, Tierra, Techo y Trabajo, por la dignidad humana y la defensa radical de la Madre Tierra. (Griselda Mutual - Radio Vaticano)
Papa pide a Europa abrir sus puertas a los migrantes

Papa pide a Europa abrir sus puertas a los migrantes

El papa Francisco pidió el domingo a Europa abrir sus puertas a los migrantes luego de visitar un refugio en el centro de Italia donde compartió el pan con ellos e insistió en que los políticos trabajan para los más marginados y no para intereses especiales. Durante un ajetreado y nublado día en Bolonia, Francisco se reunió por una hora con cientos de migrantes y posó pacientemente para fotografías. Posteriormente organizó un almuerzo para los solicitantes de asilo y para los prisioneros en la Basílica de San Petronio. Provocó ovaciones cuando advirtió que sabía que los migrantes estaban desesperados por obtener documentos de identidad y cuando insistió en que cada uno de ellos tenía un nombre y una historia de tragedias sobrellevadas para llegar a Italia. Ofreció una oración silenciosa para aquellos que murieron en el viaje. “Espero que su esperanza no se convierta en desilusión, o peor, en desesperación”, dijo el papa. Francisco, hijo de inmigrantes italianos que llegaron a Argentina, exhortó a los países europeos a abrir sus corredores humanitarios para dejar entrar a los refugiados más rápido. Presionó a los dirigentes locales a asumir la carga, a integrarlos a sus comunidades y a trabajar por el bien común. La visita al centro migrante fue lo más destacado en un día en el que Francisco recalcó sus principales prioridades: acoger a los migrantes, trabajo digno y liderazgo político ético. Fue un mensaje que se escuchó en una región famosa por su comida, por su cultura de acogida y por su política de izquierda. En su primera parada en Cesena, Francisco habló ante miles de personas en la explanada principal sobre la importancia de la “piazza” en la vida de la ciudad. Señaló que era un lugar donde toda la gente se reúne y donde el sentido de la comunidad y de pertenencia es transmitido. Critica