El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, contactó con su par argentino, Jorge Faurie, para tratar de buscar una solución a las horas de espera y filas de vehículos que se registran estos días entre las ciudades de Encarnación y Posadas a través del puente que une ambas ciudades.

La Cancillería paraguaya explicó a través de un comunicado que Loizaga ya comunicó al canciller argentino la necesidad de solucionar estos problemas de demora en relación a los trámites de migraciones.

“Esta mañana me comuniqué con el canciller argentino, quien ya está en conocimiento de la situación y va a ponerse en contacto con la Dirección de Migraciones y Aduanas de su país, para ver la salida más rápida a este inconveniente”, aseguró Loizaga.

El gobernador del departamento de Itapúa, Federico Vergara, al que pertenece la ciudad de Encarnación, relató hoy a Loizaga esas dificultades y en especial las que se registran “en el lado argentino, por la falta de personal administrativo en Migraciones y Aduanas que dificulta el fluido tránsito fronterizo”.

“El tráfico fronterizo siempre ha sido muy ágil entre Paraguay y Argentina, especialmente en la zona de Encarnación y Posadas, donde el tráfico es intenso sobre todo en ocasión de las fiestas de fin de año y la temporada turística, fechas en que los compatriotas que viven en Argentina vienen a visitar a sus familiares, y los argentinos hacen turismo en Encarnación”, agregó Vergara.

El pasado marzo, los presidentes Horacio Cartes y Mauricio Macri, se reunieron en Asunción y acordaron mayor integración y conexión, tanto física como virtual, entre ambos países, a través de la construcción de infraestructuras y el acceso a tecnologías de información y comunicación.

El puente San Roque González, que une Encarnación y Posadas, es la única infraestructura que une Paraguay con Argentina en su frontera sur, por lo que registra en fecha veraniegas mayor afluencia de ciudadanos argentinos a Paraguay para realizar compras y de paraguayos residentes en Argentina para visitar familiares.

Hoy