Un total de 7.601 residencias ha otorgado La Dirección Nacional de Migración en el período comprendido de noviembre 2015 hasta noviembre del 2017, según detalló el departamento de Estadísticas de este órgano en su -informe anual, suministrado al diario LA REPÚBLICA.

El mayor número de residencias (definitivas y temporarias) fue otorgado a los dominicanos con un total de 1.098, luego le sigue Argentina con 962; Cuba con 792, Brasil con 555, Estados Unidos y España con 530.

El un menor rango se encuentran Venezuela con 285 residencias concedidas; Corea con 283, Perú (221), India (206), México (185), Colombia (184), Chile (167), China (145) y Francia con 132. Las demás están distribuidas en el resto de los 88 países a los que Uruguay ha brindado residencias definitivas y temporarias.

Refugiados de Centroamérica

A finales del año pasado arribaron al país cuatro familias refugiadas centroamericanas con la esperanza de reconstruir sus vidas lejos de la violencia y con ello Uruguay se convierte en el primer país de Sudamérica en recibirlos, dispondrán de localidades del interior para brindarles refugio, publicó ACNUR en su portal.

Su llegada es parte de una iniciativa regional conocida como Marco Integral Regional de Protección y Soluciones para las Américas (MIRPS), que se basa en los compromisos adquiridos por los Estados en la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes del 19 Septiembre de 2016 y en los mecanismos regionales existentes de responsabilidad compartida, como la Declaración de Acción de San José y el Plan de Acción de Brasil.

Desde el año 2009, el gobierno de la República Oriental del Uruguay lleva adelante un Programa de Reasentamiento, el cual permite que personas refugiadas con necesidades específicas de protección puedan ser trasladadas al país desde regiones altamente impactadas por crisis humanitarias, conflictos y violencia. Gracias a este programa, 69 personas refugiadas provenientes de Colombia y 42 de Siria han sido recibidas en el país.

El Programa de Reasentamiento del estado uruguayo también incluye en la actualidad a familias afectadas por la situación del Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala). Con esta iniciativa, Uruguay se convierte en el primer país de Sudamérica en recibir a refugiados de dicha región.

El proceso de selección de estas familias, que han sido referenciadas y asistidas por el ACNUR, ha sido liderado por la Comisión de Refugiados (CORE) institución encargada de decidir sobre las solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado en Uruguay, la cual es integrada por diversas instituciones gubernamentales, la academia y la sociedad civil, con el apoyo técnico del ACNUR y su agencia socia en Uruguay, SEDHU (Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana).

Michele Manca di Nissa, Representante de la Oficina Regional del ACNUR para el Sur de América Latina sostuvo: “Gracias al esfuerzo conjunto de distintas instituciones y actores, Uruguay se convierte en el primer país de América del Sur en recibir a los ciudadanos de los países del Norte de Centroamérica quienes son víctimas de altos niveles de violencia y necesitan protección internacional. Una vez más destacamos la solidaridad y generosidad del gobierno uruguayo y contamos con que otros países de la región se sumen a esta iniciativa humanitaria”.

240 mil solicitudes

La violencia se ha convertido en una de las causas principales de los flujos de refugiados procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras. A mediados de 2017, el número de refugiados y solicitantes de asilo de esos tres países en conjunto llegó a más de 240.000 personas, lo cual representa un incremento de casi diez veces en un período de cinco años.