En Vivo
 
 
Escuche en vivo

Mundo

Violencia, pobreza y reunificación familiar provocan la migración de la niñez

Violencia, pobreza y reunificación familiar provocan la migración de la niñez

Otto Rivera, secretario ejecutivo de Ciprodeni, indicó que no existen registros confiables de la niñez que migra, con lo único que se cuenta es con la cantidad de deportados y detenidos en el territorio mexicano y estadounidense. De acuerdo con el entrevistado, las causas de la migración varían y van desde la violencia hasta la reunificación familiar. Según Rivera, lo preocupante de esta situación es que ninguno de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala, El Salvador y Honduras cuentan con mecanismos viables que garanticen una repatriación digna de la niñez a sus países de origen o residencia. En tanto, lamentó las medidas que están tomando los gobiernos, principalmente el de Donald Trump, que ven la migración como un acto ilegal, cuando es un derecho. Rivera dijo que los países necesitan implementar urgentemente políticas de protección social, a través del mejoramiento y acceso a la salud, nutrición, educación, protección integral de derechos. El entrevistado citó la información de la Revista Niñez sin Fronteras, en las que se citan las declaraciones de adolescentes, que indican que en su comunidad no podrían cumplir sus sueños. En tanto, lamentó que si esas políticas no existen se ven en la necesidad de migrar. SIN CAMBIOS, DESPUÉS DE LA CRISIS HUMANITARIA A criterio de Rivera, la situación no ha cambiado después de la crisis humanitaria de 2014, cuando se evidenció de forma significativa la migración de NNA. El profesional agregó que existen otros problemas como las desapariciones, los arrestos de niños y las deportaciones. “En 2017 aumentó el número de remesas en los tres países y se reduce el número de niñez deportada. Una hipótesis que nosotros estamos manejando es que como los NNA no son agentes económicos productivos, no interesa mantenerlos en territorio norteamericano, entonces ¿para qué tenerlos ahí? si lejos de que generen, hay que invertir en ellos en educación, en salud, entonces se interrumpen programas como el DACA y de chicos dreamers. Es una cosa más perversa”, refirió. ¿QUÉ HACE SBS? Por su parte, Ely María Zea, directora de Protección Especial y Atención no Residencial, indicó que atienden a la niñez migrante no acompañada, a través de la recepción de los menores retornados de México y Estados Unidos, también hay un programa de prevención a la migración y de atención a niñez migrante que se llama Centro de Formación Quédate, que nació como un proyecto piloto y se implementó en Santa María Visitación en Sololá. “Actualmente tenemos más de 500 niños inscritos y brindamos atención psicosocial y psicopedagógica para evitar que los niños que vinieron retornados no quieran migrar nuevamente a Estados Unidos. Les damos herramientas a través de programas educativos, los reinsertamos en el sistema educativo o bien los capacitamos por medio del Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap), también se les da un seguimiento psicológico para apoyarlos por lo que en su entorno social está provocando la migración”, indicó. De acuerdo con la entrevistada en este programa también detectan a la niñez que intenta migrar. Los identifican por medio del apoyo de los gobiernos locales, las escuelas y visitas ambulatorias. También hay una red de derivación por medio de las sedes departamentales de la SBS. De acuerdo con Zea, este año pretenden abrir más centros de formación en Joyabaj, Quiché y en Coatepeque, Quetzaltenango. En 2019 también implementarán estos proyectos en Huehuetenango y San Marcos. La Hora
Sueño caribeño, incrementa migración en Cancún, Solidaridad y Tulum

Sueño caribeño, incrementa migración en Cancún, Solidaridad y Tulum

Cancún es un  polo turístico, que se ha convertido en centro de atracción tanto de indígenas como de migrantes extranjeros quienes llegan en busca del ‘sueño caribeño’,  o ‘espejismo hotelero’, es decir volverse extremadamente ricos, o por lo menos conseguir un buen empleo, ya que para el  imaginario popular, este paradisiaco punto turístico es sinónimo de bienestar económico. Sin embargo, la mayoría de ellos, por no estar preparados para encontrar un trabajo acorde a sus necesidades debido a su preparación o falta de documentos migratorios,  en unos días, se dan cuenta que no es así. Por lo que pronto ya están engrosando los cinturones de miseria en las orillas de este municipio, lo mismo que en la parte continental de Isla Mujeres, Solidaridad y Tulum, principalmente. La migración de indígenas hacia Cancún es más intensa debido a la inestabilidad política en Chiapas y Oaxaca, lo mismo que en países de Centro y Sudamérica.   La poca preparación de los migrantes no los inserta en el trabajo turístico   Conforme a cifras del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022, en la entidad el 16.2% de la población es indígena, de los cuales el 64% están distribuidos en comunidades menores a los 2 mil 500 habitantes y el 31 por ciento ha migrado a la Zona Norte del estado. De acuerdo a la Sedesol, en Cancún  existe un 20%, de población indígena, es decir alrededor de 200 mil habitantes,  ya que en los últimos años se han incrementado las migraciones de  Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz y Chiapas. Sin embargo,  la mayoría carece de instrucción, por lo que al no mano de obra calificada no aplican para los empleos que requiere la industria turística, salvo en raras ocasiones o puestos bajos, por lo que se enfilan al ambulantaje o emplean en labores del hogar o de auto sustento. Aunado a ello, está la  transculturización que está mermando la cultura maya.  La Secretaría de Seguridad Pública local coincide con las cifras del refugio de migrantes. Tan sólo el año pasado detuvieron en las calles por alterar el orden público a 20 centroamericanos, cuando los años anteriores el promedio era casi nulo; el año cuando empezaron a registran las detenciones de extranjeros  fue también 2014. La marca Cancún De ahí que existe mucha marginación  y falta de servicios públicos en la llamada zona selvática en donde viven miles de habitantes de este municipio provenientes de esa migración. La entidad se ubicó  en los dos últimos años entre los cinco estados que tienen el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita más alto, 170 mil pesos por habitante, de acuerdo al INEGI y en diciembre pasado el Cabildo aprobó por mayoría el Presupuesto de Egresos del Ejercicio Fiscal 2018, por el orden de los 3 mil 608 millones 31 mil 394 pesos, en los hechos estos recursos no permean a esta población que vive entre lo rural y urbano, entre la marginación y la riqueza. Un botón de muestra En la colonia Chiapas Siglo XXI, misma que se conformó en el año 2000, situada a 24 kilómetros del centro de Cancún,  después de que su dirigente y fundador Rafael Castillejos de la Torre quien compró 200 hectáreas al ejido Alfredo B. Bonfil, luego de 18 años, es ejemplo vivo de esta situación de marginación y olvido por parte de las autoridades, puesto que todavía no cuenta con alumbrado público  a pesar de que los predios ya cuentan con su número catastral. Tampoco las calles están pavimentadas, por fortuna se salvan por lo pronto del pago de Aguakan, por lo que sus habitantes tienen que hacer pozos de agua, sin embargo, eso provoca que algunas veces contraigan enfermedades gastrointestinales, ya que como se sabe, los ríos subterráneos que atraviesan la península cada vez se encuentran más contaminados. En 2013, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a que se regularizarían dichos predios, al igual que otros y en 2014 Roberto Borge también ordenó  hacerlo, sin embargo, todavía estas promesas la siguen esperando que se cristalicen. Sobre esta punto Castillejos, acusó de ladrones a ejidatarios de Bonfil, que a través de la figura del comisariato ejidal en el 2000 y que continúa hasta ahora, Luis Martínez Rocha, pretende nuevamente cobrarles los terrenos, donde está la colonia, sin embargo señaló que cuenta con la documentación y recibos del dinero que se les pagó a él y a otro grupo que lo avala por las 200 hectáreas donde está el asentamiento, por lo que de continuar se verán obligados a proceder legalmente como asociación. “Engañan a los colonos diciendo que yo nunca les pague, pero eso lo podemos demostrar con los recibos, con la cesión de derechos que ellos nos dieron cuando terminamos de pagarles e incluso en 2005, ingresaron los expedientes a Catastro, por lo que tienen por cada lote una cédula catastral individual” Aunque no es propiamente común, en las islas han llegado personas de Cuba por balsas. Dijo también que existe una persona que se encuentra desde hace tres años aproximadamente lotificando y vendiendo de manera ilegal frente a la colonia Chiapaneca, específicamente en el kilómetro 288 de la carretera Cancún-Mérida- toda vez que el sitio es una zona declarada reserva natural protegida desde el 2005.  Sin energía eléctrica En este sentido hizo un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para lograr este beneficio, el pretexto es que no cuentan con el sello de autorización de Desarrollo Urbano en los planos catastrales, mientras cientos de familias viven en la inseguridad y marginados de contar con televisión, computadoras, refrigerador, salvo aquellos que cuentan con plantas de luz propia, lo que les resulta demasiado caro, tomando en cuenta el precio del combustible. Desde la administración de Juan Ignacio ‘Chacho García Zalvidea se integró el PDU vigente  y es la única que cuenta con el estudio de impacto ambiental, en tanto los niños nacidos ya en esa colonia cuentan con kinder, primaria, secundaria y transporte público para poder ir a otras escuelas, o bien los habitantes trasladarse a sus actividades. Castillejos de la Torre señaló que en el municipio de Benito Juárez hasta el momento tienen contabilizados más de 200 asentamientos irregulares de los que solo 8 se encuentran regularizados, pese a que el decreto 360  municipal, impide lotificar sin permisos correspondientes. Manifestó que aproximadamente alrededor de mil predios de cuatro mil no estarían cumpliendo con los acuerdos, uno de ellos el de limpiar su terreno, demostrando que no tiene necesidad de este. Cabe destacar que en el sitio hay alrededor de 500 familias asentadas. La Verdad