La seguridad en Europa Central es la garantía para el futuro de toda Europa. En ello coincidieron los minitros de Defensa de los países centroeuropeos, que se reunieron este miércoles en Busapest. En el encuentro, al que asistió la ministra checa, Karla Šlechtová, se habló de una mejor protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea, y del problema de la migración, entre otros temas.

Los ministros de Defensa de Chequia, Hungría, Eslovaquia, Polonia, Austria, Eslovenia y Croacia calificaron de inquetante la situación de seguridad en los Balcanes occidentales. El ministro austríaco, Mario Kunasek, advirtió que la crisis migratoria no fue superada todavía. 

El ministro húngaro, István Simicskó, propuso efectuar el próximo año en Hungría ejercicios militares conjuntos, encaminados a mejorar el nivel de cooperación en la protección de las fronteras del espacio Schengen y a hacer frente a la ola de inmigrantes ilegales.

Radio Praha