La Organización Internacional para las Migraciones, organización intergubernamental que oficia como agencia para las migraciones de la ONU, publica por novena vez su reporte sobre la migración en el mundo 2018.

El reporte asegura que en los últimos años “se ha visto un incremento en la migración y el desplazamiento ocurridos debido al conflicto, la persecución, la degradación y el cambio ambiental, y una profunda falta de oportunidades y seguridad humana”.

Aunque las migraciones humanas se hacen con el fin de mejorar las condiciones de vida tanto del lugar de origen como del lugar de destino, el reporte asegura que “no todas las migraciones ocurren en circunstancias positivas”.

Esto coincide con lo dicho esta semana por Mark Lowcock, coordinador de la ayuda humanitaria de la ONU sobre la convulsa situación en Siria. A su preocupación por la presencia de explosivos y minas antipersonas en las ciudad de Raqqa se suma el hecho de que en 2017 cerca de 2.6 millones de sirios salieron expulsados de sus hogares, esto quiere decir un promedio de 7.700 desplazamientos al día, siendo octubre el peor mes del año con cerca de 440 mil desplazados.

El informe de la OIM calcula que actualmente existen 244 millones de migrantes en el mundo, esto equivale a cerca del 3.3% de la población mundial, un considerable incremento respecto a los 155 millones a principios de este siglo, 2.8% de la población mundial.

Europa y Asia son los continentes con mayor número de migrantes, 62% del total mundial, dando cobijo a cerca de 75 millones de personas, seguido por Norteamérica con 54 millones, esto es, un 22%, según cifras  de 2015.

Sin embargo, los Estados Unidos sigue siendo el principal país de destino de los migrantes, tendencia que se mantiene desde los años 70 del siglo pasado. Desde entonces, asegura la investigación, “el número de gente nacida en el extranjero que reside en el país se ha cuadruplicado, de menos de 12 millones en 1970 a 45.6 millones en 2015”.

Alemania es el segundo país con mayor número de migrantes actuales, calculado en 12 millones, le siguen Rusia con un promedio parecido; Arabia saudita, 10 millones; el Reino Unido, los Emiratos Árabes Unidos y Canadá con un poco más de 9 millones.

Los países desde donde salen más migrantes son India con más de 15 millones; México, cerca de 12.5 millones; paradójicamente Rusia es uno de los países top de recepción de  migrantes pero es tercero en cuanto a número de rusos que salen de sus fronteras, casi 10 millones.

El reporte calcula también que el mayor número de migrantes lo hicieron por motivos de trabajo, cerca de 150.3 millones, un equivalente al 70% de los migrantes en el mundo, de los cuales el 75% llegaron a países de altos ingresos.

Las remesas han también ascendido de manera considerable, de unos 126 mil millones de dólares en el 2000 a 575 mil millones en 2016, según datos del Banco Mundial. Los principales países receptores de dichas remesas son India (68.91 mil millones), China (63.94), Filipinas (28.48 mil millones), México (26.23 mil millones) y Francia (23.35 mil millones). Siendo Estados Unidos el país desde donde más salen dichas remesas, con unos 61.38 mil millones de dólares.

 

Las guerras internas han aumentado los refugiados en el mundo

 

Los refugiado y quienes buscan asilo en el mundo también siguen aumentando. En 2016 había un total de 22.5 millones de refugiados, de estos, 17.2 millones estaban bajo la jurisdicción de la ACNUR, y 5.3 millones estaban registrados en el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados en Palestina y elCercano Oriente, este es “el mayor número de refugiados registrados” afirma el reporte.

Quienes buscan asilo, según la OIM, son cerca de 2.8 millones de personas. Alemania es el mayor país receptor de personas que buscan protección “con más de 720 mil personas aplicantes, seguido de los Estados Unidos (262.000) e Italia (123.000)”.

El informe también asegura que para finales del 2016 el 51% de los refugiados en el mundo eran menores de 18 años. Entre el 47 y el 49% son mujeres, y el 60% de los refugiados se encuentran ubicados en zonas urbanas.

Los niños siguen siendo la población más vulnerable de las migraciones. Se calcula además, que existen 75 mil infantes que aplican a obtener asilo individual, esto es sin ningún acompañante. Y aunque este grupo poblacional es menor que el presentado en 2015 (98.400) sigue siendo un grave problema social para estos menores viajar y quedarse en países extranjeros muchas veces de otra cultura y otra lengua. Alemania aquí también es el país que más recibe a estos niños solitarios.

Los países de origen de quienes piden refugio los encabezan Siria, Afganistán, Sudán del sur, Somalia, Sudán, el Congo, la República de África Central, Myanmar, Eritrea y Burundi. Llama  la atención que efectivamente en muchos de estos países los conflictos bélicos y étnicos son las principales causas del desplazamiento forzado de sus pobladores.

El conflicto interno en Siria ha hecho que este país entre a esta infame lista desde hace 5 años, generando desde entonces cerca de 5.5 millones de refugiados. La inestabilidad y la violencia, según el reporte, no cesan en Afganistán desde hace 30 años, lo que lo ha dejado en un segundo puesto con 2.5 millones de refugiado actuales.

Desde su independencia, Sudán del sur se ha encaminado en un crudo conflicto interétnico y religioso que ha generado en este país del centro de África, con un total de cerca de 12 millones de habitantes, unos 1.4 millones de refugiados, esto es, un poco más del 10% de su población.

Turquía es el país de mayor recepción de refugiados, especialmente de origen sirio, desde el 2010, año en el que también incrementaron los desplazamientos desde Siria, contando actualmente con unos 2.9 millones de refugiados.

La diáspora siria ha hecho que el Líbano y Jordania entren entre los 10 países con mayor número de refugiados.

Sin embargo, en muchos de estos países los refugiados aún viven en campos de la ONU o a su suerte. Países como Canadá, en cambio, han naturalizado a cerca de 16.300 refugiados, acto que han imitado Francia, Bélgica y Austria.

 

 

Latinoamérica: Colombia y Venezuela, los principales corredores migrantes

 

En latinoamérica la migración sigue siendo principalmente hacia el norte del continente. En 2015, asegura el reporte, cerca de 25 millones de migrantes emprendieron su viaje hacia países norteamericanos. Lo que representan un incremento considerable respecto a los 10 millones que se calcula habían migrado en 1990, principalmente hacia los Estados Unidos.

México es el mayor “exportador” de migrantes. En 2015 se registraron, según el informe, 12.5 millones de personas nacidas en México que lo abandonaron, la mayoría de ellos viven en los Estados Unidos, país receptor de migrantes de centroamérica como Honduras, Guatemala y El Salvador y del sur el continente como Colombia, Ecuador, Brasil y Perú.

El informe resalta que aunque cerca de un millón de colombianos viven en Venezuela, los eventos de los últimos 3 años han hecho que los patrones de migración cambien. Esto ha convertido a Venezuela en el tercer país de la región con el mayor flujo migratorio, luego de México y Brasil.

Además, Colombia y Venezuela son el principal corredor de migrantes cuyo destino final son los Estados Unidos. Pero Colombia también el país de origen de la mayoría de los refugiados de América Latina y el Caribe, esto se debe, asegura el informe, al prolongado conflicto interno. Quienes salen de su país en busca de asilo lo hicieron hacia Venezuela y Ecuador, al parecer los datos son hasta el 2015, sin que se haya tenido en cuenta las convulsas condiciones que han cambiado desde hace 3 años también hacia donde piden los colombianos refugio.

El Espectador